El Madrid siempre llama dos veces

Y llegó joder,el día de la final de la Champions,ese día...en el que para los madridista de bien sabemos de sobra,como cuando es nuestro cumpleaños,que un regalo chulo al menos nos va a caer.

Unos tuvieron la suerte de ir a Milán, otros tuvieron una bendición inigualable de ir a la gran quedada que organicé en un bar en Calle Lagasca, a tan solo 8 minutos de nuestra Diosa. En ese mismo lugar se vio la Décima y me negué a mi mismo que por mi santa culpa rompiera un tradición tan corta y profunda como las vitrinas del Calderón. 

Me vino a la cabeza una frase: "We have to go back, kate" de Jack en Lost, no era la isla esta vez quien llamaba, era el lugar donde no solo se ven milagros, sino se ve felicidad por doquier, y eso amigos míos lo sentimos en Lagasca. Esa vez éramos 15, pero para las grandes batallas uno tiene que armarse, como buenos Espartanos, y oigan fuimos 80 esta vez.


El Madrid empezó el partido más serio que nunca, marcando su territorio, mandando dicho mensaje a los indios: "Stay out of my territory" como dijo Mr White en Breaking Bad. Pero enfrente no estaba Tuco Salamanca, estaban unos indios más que dolidos por lo que pasó en Lisboa, que nosotros por las patadas recibidas desde el minuto 1. Como no se va a romper la estadística, la primera tarjeta es para el Madrid igual que la primera bronca en casa siempre es para el hermano mayor, y eso ya lo sabíamos. 

Esta vez  "The Handicap" no era el fardo del año pasado, eran las tarjetas y bien aprendida teníamos la lección, al ver como Gabi se fue de rositas ante un entradon a Bale en los primeros minutos, pero su mensaje no nos sorprendió, sabíamos sus puntos fuertes. Esa "intensidad" que nos vende la Canallesca más mamadora cuya sombra es violencia e impotencia en su juego.

Uno de los puntos fuertes del Atletico era el balón parado, pues el destino quiso que una vez más le hiciéramos pupa por ahí, y Kroos sacó la falta peinada por esa melena de Bale recogido a lo Samurai, y Ragnar Lothbrok  se transformó en Don Sergio Ramos que entró con los ojos inyectados y le dio absolutamente igual que le agarrasen, como buen Vikingo que es, su espada es su cabeza, pero esta vez remató con la puntita del pie, da igual con que, incluso con el alma subió a rematar con la fe de un chaval que entra con un DNI falso en una discoteca por primera vez dispuesto a pillar cacho y dar todo de sí mismo aparentando que lo hace como si llevara haciendo toda la vida.


En dicho gol pude ver como el gran @RMartur brincaba sin saber qué hacer, su cerveza tenía un objetivo, duchar al proyector del bar y aun así ni tampoco dicho aparato se lo quiso perder lo que vendría después, y aguantó a unos locos de abajo suyo generando un sudor que ni siquiera tampoco pudo con él, si ese sudor Uncemero ya tu sabes de lo que hablo. Y es verdad, teníamos a Casemiro, por aquí por allá, haciendo de Sr. Lobo resolviendo problemas y barriendo fríamente las calles de Milán para decirnos que no pasa nada mi culo respingón os señala el camino y os recuperaré 22 balones, cuya mitad son 11 tome nota bien Cristobal de Soria.


Aun así tuvo el gol en sus botas sacado el balón en la línea por Oblak el cual hasta el ojo de Halcón tuvo que salir a estrenarse en una final de Champions, menos mal que solo es un jugador defensivo, menos mal.

Llegó el descanso y no se me ocurrió otra cosa que subir a la planta de arriba cuando me comentan que una persona tuya ha roto una mesa del local, pero claro "ay de mí" que pensé que la había partido o roto un pata nada más... pues no. 

La mesa la habían arrancado de una pared de ladrillo duro que estaba atornillada con 3 tornillos  y estaba sacada de cuajo, un tal Tali, llamado así por ser el diminutivo de Taliban, la había roto no en el gol..sino por no que el árbitro no saco tarjeta a Gabi en la falta a Bale, jojo. Palabras de Alain: "Este está peor que yo..." así que no hace falta decir más.

La segunda parte llena de contratiempos, lesión y lágrimas de Carvajal que sabía el mismo que es clave para la defensa, y antes salió el Galgo de Carrasco que no le quedo mas remedio a Danilo que bailar con Billy Elliot. Llegó el "panal" donde la buena "Pepada "en partidos importantes no podría faltar y Griezmann un mosquetero preso por el miedo la quiso tirar al medio para "asegurar", asegurando claro está que les viene bien grande estos momentos críticos a los Indios, y que la historia a ellos no les pesa ya que no tienen.

Y el Madrid se ausentó y se confió por el duro golpe intenso que el Atleti mostró físicamente, una charla del Cholo en modo "desesperator" debe ser lo que les dió fuerza y el Madrid le dio las llaves del partido al Atleti, como cuando se las das a un personal de en un restaurante para que te aparque tu coche, sabiendo de sobra que ese coche es tuyo y que después te las tendrá que devolver cuando te salga a ti de las narices, eso mismo hizo el Madrid.

Pero coño quien dijo que levantar 11 veces la Orejona iba a ser fácil, el Madrid ahí se vió que supo sufrir, y un equipo que sabe sufrir tiene un 80% de posibilidades de ganar una final, el Atleti no hizo ni un remate limpio y eso es por culpa del Madrid.

Aunque Keylor, nos quiso decir que él estaba no solo presente en la relación Real Madrid con Dios, sino aun estando en fuera de juego Griezmann "te la paro majo".


Llegó el gol del Galgo de Carrasco, en la cara de Marcelo le hacen una señora pared y Danilo escondiéndose del padre de Billy Elliot, tuvo que llegar Luquitas Vázquez para al menos molestarle y que no fuera un remate limpio. Besó en la celebración a su novia, pero bueno oye minutos más adelante nosotros besamos a la más guapa de esa noche, la reina de la fiesta madrileña, nuestra propia cocaína:  la Orejona. 


Bale nos recordó como uno se echa al Madrid a sus espaldas, con un Cristiano en modo merma y Benzema haciéndole el coro siendo cambiado antes de que tirara al muñeco una clara ocasión.  Regateó a un tal Oblak, que parece dicho nombre sacado de la saga de Call of Duty, y fue sacado por un jugador no en la línea pero parecido, ya que el ojo de Halcón se lo dejamos para Case nos quiso decir la UEFA. Incluso el Atleti en la segunda parte nos ganó en la Pepsión, a secas sin ser estéril a penas.

Llegados a los penaltis, que por lo que vemos es lo que firmaba con sangre el Cholo con sus "no cambios", se acercaba Luquitas en modo Francis Underwood en House of Cards cuando en plena campaña electoral tiene todo los cabos atados y sabe más que de sobra que va a salir absolutamente todo bien. Y caían goles y goles y Lagasca no quería casi ni mirar. El bueno de @DarkkoVikingo se tuvo que salir a la calle mientras le decían por "Walkie talkie" quien iba a lanzar, hasta que oyó la palabra "MARCELO" y sus ojos se fueron para abajo a la vez que el humo de su cigarro... Pero Mac tiene ya el culo pelado y se puso en medio del balón en la carrera para despistar a" Oblakandecker".

Hasta que llegó FranJuan si así lo escribo y le llamo, pesa mucho a un ex canterano hacerle demasiado daño al club que te lo dio todo, y oye lo fallo, y Keylor nos dejo claramente que si hubiera ido entre los 3 palos la hubiera también parado. Antes Bale al trote cochino como cuando baja Isco a defender, tiro el panal más importante de su vida de la forma más elegante golpeándolo como nunca al balón y antes el Churu nos dejo ver que esto no es la floja que vale lo panenka, esto es el Madrid y tonterías las justas.


Como veis el orden  de los factores no altera el producto, por lo que Cris le dijo a la orejona a Zizou que "oye déjame el ultimo que yo seré la clave de todo". Y Zizou a lo Pablo Escobar en Narcos, hizo caso a su socio para que el negocio salga adelante, y la DEA  no nos pillara.


No se puso nervioso ante uno de los mejores porteros parapenaltis y lo metió. Lagasca brincó lloro, desparramó, como si un buen peyote nos hubiera entrado en vena. Y Luquitas Vázquez sabía más que de sobra en ese momento que 2 champions en 3 años, golpeó la valla publicitaria con toda su alma, llamando a las puertas Tanhausser  y recordándonos que "el cartero siempre llama dos veces", cambiar cartero por Madrid.


P.D Y esto lo que después le dije a @Wasmeres y @DarkkoVikingo mientras se fumaban el piti de la gloria y la pipa de la paz interior al tener la Orejona, mientras @Alain_mateos estaba subido a una terraza gritando como un potro desbocado:

Darkko y Jesus recordar la frase de la película de Bladde Runner:

"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais..., atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas en la lluvia... Es hora de morir."


Pues esto queridos, es lo que se ve y se siente en Lagasca.

Like This Post? Please share!

  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

2 comentarios :

Leave a Reply

Scroll to top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información