Ser o no ser políticamente correcto, he allí el dilema


Antes que nada quiero dejar claro que para mí,Raúl Gonzalez Blanco es lo más semejante a Dios sobre el planeta tierra,y no sólo por su fútbol,por su carisma,por su personalidad,por la familia que tiene y por su capacidad de haber triunfado siendo el mejor,sin haber sido el mejor.Tomando muy en cuenta dicha premisa,quiero expresar el sentir que embarga a un confundido corazón madridista.


Siempre observé a la política como algo asqueante, nunca me gustaron sus formas, no soy partícipe de la hipocresía en pro de ninguna obra benéfica, mucho menos cuando se utiliza a favor del bienquedismo, soy más de decir la verdad cueste lo que cueste, más del estilo directo, crudo y sincero de Mourinho, que de las maneras falsas y parafernálicas de Valdano.

Tanto decir y repetir miles de millones de veces que José Mourinho no era madridista, que venía del Barça a destruir al Madrid desde adentro y desde que anuló con el Inter la posibilidad de que el Barcelona disputara la final de la Champions en el Bernabéu, cuestión que puso muy triste a Iker Casillas por cierto, hasta hoy en día, ha demostrado más madridismo que muchos otros, recuerdo que comentó el citado personaje alguna vez: 

"El señorío no es filosofía barata, el señorío es morir en el campo", reza un dicho muy popular.

Los últimos enamorados del escudo y los colores somos solo nosotros, los que pagamos para ser madridistas. Ellos, los que cobran para defender al escudo en el campo y en los despachos, lamentablemente solo se enamoran del Club mientras están, viven y cobran de él, luego, ese "fuerte y poderoso amor" se esfuma como el de un niño a su primer juguete cuando llegan los Reyes Magos con regalos nuevos.

Al final del camino, eso que llamamos muchos "el sentimiento madridista" lo vamos a tener que colmar con el conformismo de lo que sientan las personas que se vistan de blanco para defender al equipo en el campo, ya que actualmente existen muchos casos en los cuales visten la camiseta blanca o llevan micrófonos en mano y dedos en  teclados, haciéndonos creer que son de sangre blanca y venas moradas, cuando en realidad no son más que mercenarios enriqueciendo cuentas personales hasta que se les acabe el contrato o el contacto con el Club más prestigioso y ganador de la historia del fútbol mundial.

Me niego rotundamente a creer que exista algún madridista verdadero, que vea una victoria del Barcelona o del Atleti como algo positivo.  Es imposible que esa ecuación tan paradójica como contradictoria tenga alguna solución correcta.

Ahora quizás puedo entender por qué la afición del Bernabéu, pita a sus jugadores y ovaciona a Iniesta, será porque en ellos ven el ejemplo que tanto añoran en los suyos? (nótese la ironía).

Imaginan a ustedes a Don Santiago Bernabéu o Don Alfredo Di Stéfano diciendo semejante expresión? Yo tampoco...

Creo que el madridismo natural, ese que no es forzado, que no tiene intereses y que va de frente, se identifica más con esa línea anti, que con la del quedar bien con el Dios y con el Diablo.

He leído reacciones de varios "ilustres tuiteros" pregones del madridismo de piel y casta, de ese que siente a la meritocracia como parte de su filosofía de vida, en las cuales justifican a Raúl González Blanco, por el simple hecho de ser "Embajador de la Liga española de fútbol en los Estados Unidos de Norteamérica", esa misma liga que tanto se critica por sus extrañas y tendenciosas maneras, que es dominada en los últimos años por el denigrante y vergonzoso Villarato, estoy anonadado ante tanta parsimonia y comprensión, sobre las recientes declaraciones de nuestro mito. 

Recuerdo algo que dijo un portugués que se desarrolló como traductor en las filas blaugranas, ese mismo que destapó la verdad y nos mostró el método con el cual los medios de comunicación nos tenían adoctrinados y dominados.

"En un mundo hipócrita, no ser hipócrita es un gran problema".   Analizo dichas palabras y crean que es la única explicación lógica que le encuentro a las declaraciones de nuestro "Eterno Capi7án", por el simple motivo de que él "NO QUIERE PROBLEMAS", y en un mundo futbolístico dominado a cabalidad tanto en el terreno, como en los despachos por el barcelonismo, decir semejante despropósito te va a servir para no desperdiciar ninguna puerta, ninguna rendija, ninguna grieta que le permita adentrarse en los puestos de mando de la sala de control del fútbol mundial.

Del Bosque, Valdano, Sanchís, Hierro, Casillas y Sergio Ramos, encajan en el molde antes descrito.  Raúl tiene consigo una parte de mi, de nosotros, a pesar de sus palabras no puedo por cuestiones reales y éticas, referirlo inmediatamente a dicha "dinastía", pero no puedo negar que estas palabras le asignan las papeletas para rellenar algunos de los requisitos para quizás formar parte de esta legión "madridista" que ve en el enemigo, el cordero de Dios que quita los pecados del mundo.


A lo largo de mi vida, siempre me ha gustado el pecado, creo que una vez cometido si sabes aprovecharlo y aprender de el, te dignifica y así vayas luchando contra viento y marea, la realidad es tal cual suceden con los héroes en las buenas películas, siempre terminan triunfando. 

Querido y admirado Raúl, lamento informarte que el madridismo de Valdano, al igual que el de Del Bosque está en entredicho y si vas de la mano con él a los medios de comunicación poco a poco te irás tiñendo de la sombra de su falso y egocéntrico personaje.

Ojalá que dentro de mucho tiempo podamos voltear y ver esto solo como una anécdota errónea que no tuvo secuelas consecuentes, ojalá que Don Raúl González Blanco siga siendo en nuestras mentes y corazones, nuestro E7erno Capi7án, ese que calló a 90 mil culerdos con unos de los goles más legendarios que puedo recordar. 


Hala Madrid y nada más!

Like This Post? Please share!

  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

2 comentarios :

Leave a Reply

Scroll to top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información