¡Esto es el MADRID!


Dios me libre de repartir carnets de madridistas o de excluir de dicha condición a quien para sí se la otorgue,pero el pesimismo que he vislumbrado desde ayer no casa con la grandeza de esta Institución.Por tanto,el objetivo de este artículo no es otro que el de recordarle a mucha gente una de las señas de identidad de este Club y es que,como dijo Álvaro Arbeloa,si se pudiera definir con una sola palabra que es el madridismo,ésta sería seguramente CREER.

Para algunos de nosotros, me refiero a algunos madridistas, no ha sido muy difícil creer a lo largo de todo el año. El Real Madrid ha juntado en un mismo 11 prácticamente a una selección mundial. En aquellos momentos, menos de los deseables, en los que la mayoría de sus integrantes han estado sanos y en forma, el juego del Madrid ha sido de tal superioridad, que esperar grandes éxitos esta temporada entraba dentro de los esquemas más plausibles y realistas.

Ayer el mejor centrocampista del mundo, Luka Modric, volvió a caer lesionado de gravedad. Probablemente mañana se confirme que Bale, para gloria de algunos, estará un tiempo de baja algo menor que el genio croata, pero en cualquier caso y por el momento de la temporada en el que estamos, será un periodo relevante. Es tan indudable que estas bajas debilitan al equipo severamente como que, tras el lógico chasco, no debemos lamentarnos ni regodearnos en nuestra mala suerte ni un minuto más del necesario.

Si algo ha demostrado la historia del Club más grande de la historia es que nunca ha empleado las vendas antes de sufrir las heridas. A lo largo de su gloriosa historia, el Madrid no siempre ha necesitado tener el mejor equipo para conquistar toda clase de títulos. No hay que remontarse muy atrás para recordar como un equipo que terminó fuera de los puestos que clasificaban a las competiciones europeas en la Liga, logró conquistar su octava Copa de Europa con una línea defensiva conformada por Iván Campo, Helguera y Karanka.

El "Espíritu de Juanito" se fundó a propósito de un equipo que a menudo era vapuleado fuera de casa y lograba remontar en un Bernabéu enfervorecido que veía en su equipo una perfecta unión de calidad y casta capaz de lo imposible.

Hablamos del equipo que, tras un largo acoso y derribo, luchó con su delantera lesionada hasta lograr el empate en el minuto 92:48 en Lisboa. El Club que logró ganar la segunda liga de Capello cuando todo estaba perdido y las dificultades para ganar cada partido eran evidentes. Este es el Club en el que sus aficionados, cuando vamos perdiendo en el minuto 85, sólo pensamos en empatar pronto para que haya tiempo para ganar. Este es el Club de D'Stefano, Juanito, Santillana, Ramos, Cristiano Ronaldo y de muchos otros que han cubierto de gloria sus vitrinas.

El miércoles saldrán 11 jugadores con la camiseta blanca y el escudo del Madrid bordado en el pecho. Este miércoles, estos jugadores contarán con un Bernabéu que se volcará para volver a presenciar otra gran noche europea. La victoria será el primer paso de los 3 que serán necesarios para brindarle a Luka la oportunidad de jugar y ganar la final de Berlín que tanto se merece. ¡ESTO ES EL MADRID!

Like This Post? Please share!

  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

1 comentario :

Leave a Reply

Scroll to top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información