Madridismo de calle


El otro día tuiteé una foto sobre el gran recibimiento que la afición le brindó al Real Madrid a su llegada al estadio en las horas previas de lo que ahora llaman clásico. 

"Madridismo de calle" lo bauticé. Quiero plasmar en este artículo lo que siento al respecto y que sirva como homenaje a todas esas personas que me representan como madridista y de la que estoy completamente orgulloso.

Es el madridismo que yo entiendo, el madridismo incondicional, el madridismo como bandera y el escudo por encima de todo. El estar tres horas antes en las puertas del estadio animando, independientemente de si entras o no al estadio a disfrutar en directo del partido. Eso es secundario para muchos. Lo importante no es solo ser, también es estar. Envidiamos a los que tienen el privilegio de llegar a su butaca con diez minutos de retraso, envidiamos a los antimadridistas invitados al palco a comer canapés y beber gin-tonics (como Iñaki Gabilondo, que sin ningún tipo de pudor proclama desde el palco de autoridades que el es antimadridista) y también envidiamos a los privilegiados que, de una forma o de otra, logran acceder al estadio.

¡El gran Taxini!

Pero no trata de eso este homenaje, no. Trata de un sentimiento que nos empuja a estar al lado del equipo, a gritar, a cantar, a saltar, a encender bengalas (¡ese Tachi!) o a hacer locuras. Locuras como las que unos cuantos hicieron en la décima, porque hacer 1.400 kilómetros (ida y vuelta) para venir a ver la final a Madrid (Sofía, Darkko y los vascos, Aron ...), con la esperanza de poder ir a Cibeles, es un poco locura. Como tantos y tantos madridistas que fueron a Valencia, sin entrada, para hacer pasillo al autobús del Madrid. Como los que vienen de sus provincias para ver un partido, con su entrada, hotel, transporte...y sus ahorros (Alain, José, Rulo...). Sus ahorros que no pueden ser mejor gastados.

Para todos aquellos que abarrotan Marceliano y alrededores vayan a entrar o no al campo, para todos aquellos que sin apenas conocerse quedan en los partidos, unidos por su madridismo, para todos aquellos que son y que están. Para que sigan, con más fuerza que nunca, estando al lado del equipo. Para todos los madridistas de calle.

Como colofón, os dejo un vídeo que edité con el recibimiento en la previa del Madrid-Bayern, las imágenes (menos la toma aérea) son mías y de gente que estuvo ese día en la previa.


Dedicado especialmente a aquellos con los que he coincidido en alguna previa últimamente, si se me olvida alguno, avisarme y os incluyo (a mis maños Letty, Jesús, Chichu, a Jaldo, Berri, Alix, Enrique, Pingu, Dani, Andrés, Sara, Faryny, Tomás, Taxini, Iñaki, Davicillo, Perilla, Arón, Sanchidrián, Parím, Dani Calle, Isma, Helena, Jesús Wasmer, Larcos, Xuan, y muy especialmente a los que llevan conmigo el apellido "meritocrático" y que somos familia: Angie, Jowe y su madre, Manu, Marcos, Alain, Rulo, Sofía, Josete y Juan, Darkko y Mónica y al chino amigo de Alain desaparecido en aquella mítica previa).

¡Espero ir ampliando la lista!

HALA MADRID Y NADA MÁS

Like This Post? Please share!

  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

1 comentario :

Leave a Reply

Scroll to top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información