El máximo responsable, para lo bueno y lo malo


Florentino Pérez. El Presidente. El máximo mandatario. Podemos ponerle miles de apelativos pero el que más me gusta es el de máximo responsable. Es un hecho que la persona con mayor mando de plaza en el Real Madrid es Florentino Pérez. Es el Presidente y eso implica tener el mando, estar por encima de todos en la gestión del club. Por ello es el máximo responsable para lo bueno y para lo malo. Nada puede definirlo mejor. Es el responsable de que el Real Madrid sea el club más saneado del mundo y con mayores beneficios. Es el responsable de que el Basket sea tan bien gestionado por gente que sabe. Es el responsable de los éxitos en esa gestión. Es el hombre que salvó una situación límite donde el club iba hacia la quiebra. Es el responsable de haber juntado a tan buenos jugadores juntos. Es el responsable de seguir con los éxitos de la Séptima y Octava, y de la Décima. Pero también es el responsable de lo malo.

Algunos que andamos decepcionados con Florentino negamos sus cosas buenas y sus palmeros sus cosas malas. Pero es el presidente del club para ambas. Tanto para lo citado anteriormente, pero sin olvidar sus sombras. Fue Florentino Pérez el hombre que cambió a un técnico que gestionaba un grupo de estrellas difíciles, por un viaje sin rumbo de entrenadores. Ahora odiamos a Del Bosque, pero en aquellos tiempos era un hombre muy responsable y que consiguió en 4 años: 2 Champions y 2 ligas. Y todo ello recibiendo cracks y gestionando sus egos. También teniendo que hacer un sudoku para meter a trabajadores para esos cracks.

Fue Florentino Pérez el hombre que tuvo que dimitir por ese viaje sin rumbo que implicó cambios de entrenadores, años en blanco, darle el poder del club a los jugadores. A su regreso fue el hombre que juntó a Cristiano Ronaldo, Kaka, Benzema y muchos fichajes ilusionadores, pero también fue el hombre que trajo a Valdano como director deportivo y puso a Pellegrini al mando. Fue el hombre que vendió a su único extremo derecho (Robben) sin darle otro más a su entrenador, castigándole a jugar con un cuadrado lleno de mediapuntas. Y cuando Pellegrini se estrelló, fue incapaz de ver el fallo. Fichó a Mourinho a pesar de su director deportivo, pasándose por el forro que se llevaran mal Valdano y Mourinho.

Entonces hizo algo grandioso. Dejó en manos de ese entrenador toda la parcela deportiva. Mourinho tuvo mando en los fichajes y eso conllevó que pudiera formar un grupo muy a su gusto y que se complementó bastante bien. El primer año ganaron una Copa contra el mejor Barça de la historia (que llevaba años de rodaje). El segundo ya todo formado ganaron la Liga de los records. Y para colmo sacó a Valdano del club. Todos nos prometíamos un tercer año feliz, seguramente con la Champions en la mirilla. Encima Mourinho se enfrentaba a nuestros enemigos, tanto a la Prensa como a los antimadridistas y árbitros señalando sus errores.

Pero Florentino Pérez tiene un defecto. Su defecto es no saber cuándo hacer caso a la afición y cuándo no. Porque entonces su entrenador vio a ciertos jugadores relajados tras ganar la Liga y decidió darles un toque de atención en forma de banquillo. Pero esos jugadores hicieron la cama a su entrenador y el Presidente no estuvo a la altura. Porque siempre que un jugador y un entrenador entran en conflicto, hay que ponerse de la parte menos egoísta, que es siempre de la del mister. Porque si no se consiguen los objetivos, es el entrenador el que sale por la puerta. Y Florentino cometió la torpeza de hacer caso a la grada y dejar a las manzanas podridas.

Pero ese bandazo de entrenador y apostar por un pacificador como Ancelotti tuvo su cosa buena. Los jugadores cogieron el odio al mister anterior y lucharon como leones para ganar la Décima y la Copa. Pero son títulos aislados en 8 años de vergüenza. Porque en 8 años solo se han ganado 1 liga, 1 Champions y 2 Copas de forma muy separada, sin tener un dominio claro. Escaso bagaje para el club más rico, con más presupuesto y al que los grandes jugadores vendrían de rodillas.

Pero lo peor sin duda es darle todo el poder al vestuario. No haber sabido al llegar a la presidencia que Raúl González estaba para jubilarse. Aguantar a Casillas más de lo necesario. Renovar a toda la defensa que llevan haciendo el ridículo tantos años. Todas esas decisiones son por hacer caso a la afición. Porque la afición no sabe de fútbol, se guía por sensaciones, por gustos, algunos incluso por la hermosura de los jugadores. 

Para mi opinión Florentino Pérez es el mejor contable del mundo, que no mejor Presidente. Y tiene en su mano serlo, pero temo que ya es demasiado tarde. Este verano es importante para el Real Madrid un cambio de rumbo total. Partir de la idea de que la afición del Madrid no sabe de fútbol, porque no sabe. La afición del Real Madrid cree que sabe de fútbol, igual que su Presidente, pero no, no sabe. El club debería seguir con Florentino Pérez al mando de la gestión económica, pero tener una gestora al mando de la deportiva. No hablo de un director deportivo al uso; un ex jugador que lleve todo eso. Hablo de un grupo de 50 personas que tengan un edificio con las más altas tecnologías donde se analice cada parámetro del juego, de las estadísticas. Todo ello conjuntado con ojeadores que vayan a ver a los jugadores propios y ajenos (a los deseados). Al final la decisión no sería de 1 sola persona sino de un equipo de trabajo que deje las sensaciones a un lado y aplique la ciencia.

Salgamos de la Edad Media, El futuro es la estadística deportiva.

Like This Post? Please share!

  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

2 comentarios :

Leave a Reply

Scroll to top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información