Las mentiras del caso Casillas



Una semana después de la salida de Casillas del Madrid todavía no me había puesto manos a la obra con ningún artículo de opinión sobre el asunto. Las razones eran dos: se ha escrito mucho sobre el tema y he leído opiniones con las que me siento 100% identificado, como la de Paul Tenorio con su ensayo en La Galerna. Por tanto, el objetivo de este artículo no es analizar la trayectoria de Casillas en el Madrid ni los últimos convulsionados días que vivimos antes y después de su marcha. Lo que pretende este artículo es poner de relieve algunas de las mentiras del "Caso Casillas", muchas de ellas muy repetidas con el objeto de tornarlas en verdad, que han condicionado y provocado el sofoco al que nos hemos visto sometido los madridistas en estos últimos lances:

El héroe de la Novena

Tan cierto es que sus intervenciones al final del partido en Glasgow fueron decisivas como que fue Cesar el que disputó como titular todas las eliminatorias de la Novena. Por parte del periodismo se tiende a ningunear a César -no por animadversión hacia el cacereño- con el objeto de espolear la importancia de Casillas esa temporada. Por cierto, su suplencia desde febrero de 2002 acaba con otro mito y ese es que fue Mourinho el primer técnico que le puso piedras por el camino. No, por lo que parece, fue el propio seleccionador español -Vicente del Bosque- el primero en sentar a Casillas. En palabras autorizadas por Casillas en su biografía, fue una decisión conjunta de Del Bosque y Hierro. ¡Qué cosas!

Intriga saber qué hubiera sido de la carrera de Casillas si no se hubieran lesionado sucesivamente Cesar y Cañizares. ¿Se diría, acaso, que Del Bosque arruinó su carrera?

La llamada a Xavi: el inicio del declive con Mou

Antes de entrar en el asunto, quiero hacer una aclaración de mi opinión sobre la llamada. Según han manifestado los protagonistas años después, no fue una llamada para bajarse los pantalones, sino para calmar las aguas. Siempre pensé que el problema no estaba en la llamada, sino en que desde Barcelona se filtrase una disculpa del Madrid de manera interesada y con el fin de que el kun blanco figurase como el malo de la película. Lo que siempre eché en falta de mi capitán fue que no saliese a desmentir esa información que estaba siendo convenientemente utilizada desde Barcelona.

Siempre se dice que desde ese momento, septiembre 2011, la relación entre Mou y Casillas no fue la misma, sin embargo ambos lo disimularon muy bien ya que durante todo ese año Casillas fue titular indiscutible y y posó en alguna foto junto a Mou en señal de apoyo al portugués ante los ataques de la prensa. De hecho, según el propio Casillas, eran constantes las llamadas de Mou durante la Eurocopa 2012 animándole en busca del título.

Mou le sienta por motivos personales

Derivado del punto anterior, cuando Mou le sienta en diciembre de 2012 se dice que todo viene de la llamada a Xavi quince meses antes. Lo que no interesa analizar es el tremendo bajón en las prestaciones de Casillas en ese inicio de temporada tan aciago para el equipo, que hacia que ganar la Liga ya fuera una quimera. Ante ese hecho, Mou optó por darle un toque en busca de que Casillas recuperase ese ardor competitivo. Ese toque que algunos consideran definitivo en el nivel actual de Casillas, casi tres años después, tuvo como duración dos partidos. Tras eso dos partidos (el propio Casillas reconoció con Gabilondo que le sirvió de motivación), Iker recuperó la titularidad hasta que la desgraciada acción con Arbeloa le apartó del campo por lesión.

Con la llegada de Diego López se propaga otra mentira: Mou apartó a Casillas del equipo. De nuevo el propio Iker, en su entrevista con Gabilondo, vuelve a desmentir a sus palmeros. De acuerdo con lo dicho por el mostoleño, Mou le preguntaba a diario por el estado de su mano. El portugués, en un ejercicio de profesionalidad, se mantuvo cerca del capitán de equipo durante la lesión. Fueron la lesión y el excelente nivel de Diego López los que provocaron la ausencia de Casillas hasta el final de temporada. Es evidente que la relación a nivel personal entre ambos acabó muy deteriorada, ¿influiría el "Mou o nosotros?

Un palmarés inigualable

Casillas ha estado dieciséis temporadas en el Madrid en las que ha disputado cuarenta y ocho de los grandes títulos reconocidos por la prensa (Champions, Liga y Copa). De esos cuarenta y ocho títulos, conquistó diez (por supuesto, le cuento la Novena). Se habla de gran palmarés cuando, en mi opinión, para alabar a Iker ese no es el mejor argumento. De hecho, a Florentino con un palmarés no demasiado inferior en menos temporadas se le considera, por muchos, un auténtico desastre deportivo.

Mi opinión es que la consciencia, por parte de muchos madridistas, de estas mentiras tan divulgadas, ha contribuido a emponzoñar la salida de un jugador, que por su nivel mostrado durante muchos años, llegó a ser un motivo de orgullo para la mayoría de madridistas.

Like This Post? Please share!

  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

4 comentarios :

Leave a Reply

Scroll to top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información