El peor espectáculo del mundo (by @PadelKass)

De pequeño jugaba a imaginar si mi equipo del alma sería capaz de batir a las selecciones más potentes del mundo. A nadie en su sano juicio se le ocurriría pensar que un club de fútbol sería capaz de ganar a Maradona, Valdano y Passarella en 1986, a Mathaus, Voeller y Klinsman en 1990, a Maldini, Baggio y Baresi en 1994, a Zidane, Thuram y Henry en 1998, a Rivaldo, Ronaldo y Ronaldinho en 2002 o a Cannavaro, Buffon y Pirlo en el 2006.
Quizá uno de los lastres de los mundiales hoy en día sea que hay hasta una decena de equipos que podrían ganar con facilidad a la casi totalidad de las mejores selecciones mundiales. Como ejemplo, 13 jugadores de la selección alemana han caído este año en la Champions League ante el Real Madrid.
Es, de largo, el peor mundial que yo haya visto, y, seguramente también, el peor mundial que no haya visto. El interés de los pocos partidos que he llegado a ver completos ha sido casi nulo, salvando el espectacular Inglaterra-Italia (gustazo ver a Pirlo), y las dos goleadas de escándalo (Holanda-España y Brasil-Alemania).
No se cual ha podido ser la causa de la temprana eliminación de equipos clásicos, que deberían estar en cuartos de final de una cita tan señalada (España, Inglaterra, Italia, Portugal), y, por consiguiente, la inclusión de “tapados” en las rondas finales (Costa Rica, Grecia, Suiza, Argelia). Equipos que, sin tener nada que perder, no arriesgaron lo suficiente y terminaron cayendo un poco más por obligación que por haberlo intentado hasta el final. Demasiadas prorrogas y muy pocos goles en las rondas finales.
El nivel de las selecciones TOP de este mundial ha sido bastante lamentable. Solo hay que ver al Brasil de Fred y Jo, o a la Argentina de MVP (Messi Va Potando). Tampoco se puede decir de la campeona que haya hecho partidos espectaculares. Contra Portugal a placer desde la expulsión de Pepe, el “entrenamiento” contra Brasil, la final contra Argentina que pudo perder, empatando contra Ghana y ganando por la mínima a USA…
Para terminar, podemos hablar un poquito del país organizador, sumido en revueltas y pobreza, pero, como diría Dani Alves, permitiéndose dar lecciones a otros países y mirando hacia otro lado. O de la “FILFA”, que no decretó un minuto de silencio tras la muerte de Di Stefano.
Mención aparte merece el nombrado mejor jugador del torneo. Otro regalo más. Cuatro goles (a Bosnia, Irán y Nigeria) y nada más. Nada de nada en las eliminatorias, jugadores de su equipo como Romero, Mascherano o Di María han sido bastante más determinantes que él. Y si vamos al resto de países nos encontramos con multitud de jugadores que se merecían el galardón…James, Kroos, Khedira, Neuer, Muller, Neymar, Thiago Silva, Cuadrado, Robben, Benzema, Varane, Keylor Navas…Pero claro, Messi es Messi, nadie duda de su calidad, pero tampoco nadie duda que desde hace dos años no pueda ser declarado como mejor jugador del mundo.
Este mundial será recordado por el mordisco de Luis Suárez, por el saltamontes de James, por la debacle española, por las lágrimas sobreactuadas de Neymar, la absurda celebración de HIguain tras un gol anulado, por los errores arbitrales, por el poco espectáculo…pero sobre todo…por haber sido el peor mundial hasta la fecha.

Like This Post? Please share!

  • Share to Facebook
  • Share to Twitter
  • Share to Google+
  • Share to Stumble Upon
  • Share to Evernote
  • Share to Blogger
  • Share to Email
  • Share to Yahoo Messenger
  • More...

1 comentario :

Leave a Reply

Scroll to top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información